Prepárate para Jugar

El calor puede desvirtuar tu plan de juego, haciendo que sientas pesadez en las piernas y reduciendo la fuerza en cada uno de tus golpes.

Tanto los jugadores profesionales como los aficionados experimentan este tipo de fatiga; el Open de Australia 2014 es un buen ejemplo para entender cómo afecta el calor extremo a los jugadores.

AUNQUE LA MAYORIA DE NUESTROS JUEGOS SERAN EN LAS NOCHES, LOS FINES DE SEMANA ESTAREMOS DIAS COMPLETOS, ASI QUE QUEREMOS LLEVARTE DE LA MANO AL COMBATIR EL CALOR Y GANAR PUNTOS.

Aqui tienes 10 tips para mantenerte fresco

Bebe mucho líquido 
La regla número 1 es beber una cantidad de líquido equivalente a la perdida a través del sudor, es decir, entre 1 y 2.5 litros en una hora de partido.

Lleva contigo una nevera llena de bebidas
Las bebidas frías se absorben con mayor rapidez y resultan más refrescantes cuando hace calor. Llévate a la pista una nevera con hielo y bebidas.

Bebe antes de tener sed 
La sed no es un sistema de alerta eficaz; de hecho, el rendimiento empeora antes de que sintamos sed. Bebe cada cierto tiempo aunque no tengas sed.

Evita el alcohol y la cafeína
Consumir alcohol la noche anterior al partido aumenta el riesgo de deshidratación. El efecto del café en el cuerpo es muy similar al del alcohol; evita el café de la mañana y bebe agua.

Utiliza prendas transpirables 
Una de las formas más efectivas para mantenerse fresco es permitir que tu piel transpire. Los paneles de malla en nuestras camisetas y pantalones cortos facilitan la ventilación y su tejido transpirable evita el sobrecalentamiento.

Mantén el sudor alejado de los ojos 
Usar una cinta del pelo, al estilo de Bjorn Borg y John McEnroe, o una gorra de tenis que también te proteja de los rayos UV. 

Corre menos
Es posible que no puedas desarrollar el juego de fondo que mejor dominas. Correr de un lado a otro hará que te canses con mayor rapidez, por lo que deberás subir a la red para atacar y terminar los puntos rápidamente.

Empieza lentamente y aclimátate al calor
Tus primeros partidos en días de calor representarán un verdadero shock para ti. No obstante, si empiezas lentamente, tu cuerpo se aclimatará mejor y podrás combatir el calor con mayor facilidad

Utiliza compresas de hielo
Refréscate rápidamente colocando compresas de hielo en las regiones donde se encuentran las arterias más importantes (ingles y axilas, entre otras). Estas compresas enfrían la sangre y aumentan el flujo sanguíneo a los músculos. 

Vamos ponle corazón a tu juego, vamos a jugar por una buena causa.


placebo
sound by Jbgmusic